Corría el año 1972 cuando al músico Mike Oldfield no le iban demasiado bien las cosas.

Su antigua banda acababa de disolverse y se encontraba malviviendo en un piso pequeño en el norte de Londres, Tottenham.

Un día, verano de ese mismo año, Mike estaba componiendo los acordes iniciales de una canción.

Mientras lo hacía podía abstraerse momentáneamente de que no tenía dinero ni para comer.

Luego acudió a una frutería que había debajo de su piso a ver si le podían dar algo.

El frutero le dio una patata y Mike volvió a su piso, la puso a hervir y mientras la patata se cocía, siguió componiendo.

¿Sabes qué canción estaba creando? Tubular Bells.

Quizás por el nombre no te suene, pero si te digo que es la canción mítica de "El exorcista" seguro que te vienen a la cabeza sus acordes iniciales.

Tubular Bells fue un bombazo gracias al visionario de Richard Branson (fundador de Virgin Records) y Mike obtuvo un Grammy por ella en 1975 a la Mejor Composición Instrumental.

...

Hablando con muchos compañeros del sector de los negocios online, muchos coinciden con que 2021 está siendo un año especialmente duro.

La economía está muy resentida por el maldito virus y reina un pesimismo generalizado entre las que hace que pocos se atrevan a empezar nuevos proyectos y eso, por efecto dominó, acaba llegando a nosotros.

Al empezar estos correos te dije que no vendería filosofía barata ni pensamiento mágico, pero la historia de Mike Oldfield me ha parecido bonita de compartir.

Así que voy a empezar a programar mientras pongo a hervir patatas a ver si aparece Richard Branson.

No puedo venderte patatas pero tengo unos cursos bien maduros listos para formarte en desarrollo WordPress.

David Perálvarez