Mientras escribo es un librazo de Stephen King que te recomiendo leer si alguna vez te has planteado escribir tu propia novela.

Yo no tengo planes de escribir ningún libro pero, en estos momentos, mientras escribo me está llegando el olor a paella que está preparando mi madre, que resucitaría a los muertos.

Comer paella con mis padres es la tradición de los sábados y ya puede caer un meteorito que no me la salto.

De hecho, cuando alguien me propone algún plan o incluso ir a comer fuera un sábado, les digo claramente que paso porque lo que comeremos no va a superar la paella de mi madre. Y no me apetece esperar dos semanas hasta volver a comerla.

Todos tenemos nuestras manías y formas de hacer las cosas y por mucho que nos recomienden o insistan no nos bajamos del burro.

¿No te ha pasado que alguien te recomienda una serie con tanta insistencia que ya solo por pesadez la acabas odiando y no viendo? A mí no, porque suelo ser ese pesao que los demás sufren.

Pero a lo que voy, en nuestra profesión está bien hacer las cosas a nuestra manera, como ya conocemos y estamos acostumbrados, pero de vez en cuando no nos va hacer daño descubrir cosas nuevas y útiles que si nos encajan, quizás mejoren nuestro flujo de trabajo y mejore los resultados.

Así que puedes seguir comiendo paella los sábados.

Y probar algo distinto el resto de días.

David